EL MURO: la frontera de la fatiga en el maratón

La carrera a pie de maratón (42.195 kms.) es uno de los eventos deportivos más populares en todo el mundo para atletas de ambos sexos y de distintas edades y habilidades. Un fenómeno ampliamente reconocido como rompimiento del ritmo de los maratonistas se asocia con la fatiga extrema y se conoce como “el muro“ o, en inglés “golpear la pared”. Está claro que el ritmo, o la distribución real de la velocidad, la producción de potencia o las reservas energéticas durante un evento deportivo, es un determinante fundamental del rendimiento de resistencia competitivo.
Se ha atribuido a una combinación de factores: fatiga que afecta la musculatura esquelética y cardíaca en ejercicio, fatiga central, que afecta al cerebro con la acumulación de neuroquímicos críticos. La naturaleza multifacética de este evento deportivo ha llevado a una falta de claridad sobre qué es este fenómeno o cómo debería definirse en la práctica por su influencia en el ritmo de los corredores. En el maratón, términos como chocar contra la pared, “chocar” o “explotar” se refieren a la aparición repentina de fatiga debilitante que puede ocurrir al final de la carrera.
Las características sobresalientes de “The Wall” fueron descritas por el 43% de los participantes que informaron durante el maratón. Los informes de los deportistas manifestaron: fatiga generalizada, ritmo lento, necesidad de caminar, sobrecalentamiento, etc. En un estudio de seguimiento determinó que el muro ocurrió con una probabilidad hasta el km 32 de la distancia del maratón y con una probabilidad decreciente del 33 km a 42 km. La sabiduría convencional, es que los corredores cuando experimentan este evento, las reservas de glucógeno se agotan generalmente como resultado de una mala nutrición en la carrera y puede verse agravada por un ritmo agresivo. Por lo general, se enmarca como un problema de fatiga y alimentación, en pocas palabras, si un atleta se queda sin la energía que necesita para impulsar su carrera restante, entonces tendrá que reducir la velocidad o incluso detenerse. Sin embargo, la relación entre fatiga y rendimiento no es sencilla y el tema sigue siendo una fuente de debate.
La fatiga puede significar cosas diferentes para diferentes disciplinas. Puede verse como la falla de un sistema fisiológico específico, disminución en la producción de fuerza de los músculos o también como algo psicológica sensación de cansancio.
En conclusión, la fatiga es una consecuencia inevitable de la distancia del maratón, y la necesidad de repostar durante la carrera es una respuesta necesaria a los límites naturales de las reservas de energía del cuerpo humano. Juntos, la fatiga y el agotamiento de las reservas de energía pueden conspirar para reducir drásticamente incluso al corredor más rápido.

En Línea Deportiva 2024