¿Qué necesidad de sufrir? 

 

Bien dicen que a los mexicanos nos gusta todo a la última hora, al chingadazo como coloquialmente se dice, en el fútbol no es la excepción y lo que viviremos esta tarde sinceramente será cardiaco para quienes nos gusta este deporte.

 

La pobre actuación de la Selección Nacional en Qatar 2022 nos ha ubicado en nuestra realidad, en la mediocridad del fútbol mexicano, en donde califican 12 de 18 equipos, en donde no hay ascenso ni descenso y en donde dominan los extranjeros en casi todos los equipos.

 

Es cierto que lo que vive México en este mundial no nos sorprende, miles de aficionados y expertos en el tema ya lo veían venir, y es que desde que inició la pandemia fue la debacle para el “Tata” Martino, simplemente no pudo encontrar el ritmo y aunque logró algunos, repito, solo algunos buenos resultados, el funcionamiento de los jugadores que eligió no fue el óptimo.

 

¿Qué necesidad de sufrir? Todo esto se pudo evitar desde hace algunos meses, cuando se perdió en tres ocasiones contra Estados Unidos, en plena eliminatoria y en el Nations League, era el momento de hacer un cambio, de quitar al actual cuerpo técnico y poner a alguien más, alguien que apostara por quitar a las “vacas sagradas” y llamara a jóvenes que pasan un buen momento en nuestra liga para por lo menos intentar hacer algo diferente a lo que estamos viendo.

 

¿Le alcanzará para estar en Octavos de Final? Sinceramente no lo sé, pero de lograrlo, me daría gusto por la afición mexicana que siempre está al pie del cañón en cada mundial, pero no podríamos tapar el sol con un dedo, pues los problemas son muchos y se debería trabajar para erradicarlos de una buena vez.

 

 

 

En Línea Deportiva 2024